“El liderato nos da fuerzas para las carreras que llegan”

El piloto del Gaviota Aspar Team Albert Arenas, líder del Mundial de Moto3, detalla su forma de afrontar las carreras este año, analiza los cambios que ha llevado a cabo con respecto a la temporada pasada y descubre una asignatura pendiente

 

El piloto del Gaviota Aspar Team Albert Arenas llega a Misano, sede de las dos próximas pruebas de esta temporada, con 25 puntos de ventaja en la clasificación, pero pensando todavía carrera a carrera. Este liderato, explica Arenas, le da fuerzas para afrontar la segunda mitad de la temporada y luchar por ser campeón.

 

 

Llevamos ya transcurrido el 40% de este Mundial atípico y sigues en cabeza, con 25 puntos de distancia sobre el segundo. ¿Cómo te sientes?

Me siento genial, muy satisfecho con el trabajo de este inicio de temporada. Haciendo una valoración de esta primera parte de una temporada un poco rara, vemos que empezamos con victoria en Qatar y que, después de muchos meses, cuando volvimos en Jerez lo hicimos al mismo nivel. Eso fue algo increíble. Luego llegaron la caída y la lesión, pero en Brno y en Austria supimos volver con más fuerza y energía. Ver que pudimos continuar con nuestro objetivo me ha hecho sentir bien. Estoy con ganas de más carreras, de ver cómo va evolucionando el campeonato y de seguir la lucha.

 

Este año estamos viendo a un Albert Arenas más maduro, que gestiona mejor que nunca las carreras y que el día que no puede ganar sabe terminar quinto. ¿Qué ha cambiado? ¿En qué consideras que has mejorado?

Este año, el objetivo del equipo y el mío también era ser regular y consistente. Lo trabajé en los entrenamientos de invierno: daba muchas vueltas al limite para pilotar cómodo y luego poder gestionar eso en carrera. No es nada fácil, las carreras en Moto3 son muy luchadas, con adelantamientos al límite y frenadas de última vuelta en casi toda la carrera. Eso es difícil de gestionar, pero el trabajo en entrenamientos y en la puesta a punto ayuda. Creo que eso ha sido la gran mejora, eso y saber cuándo puedes arriesgar y cuándo no.

 

En el gran premio de Andalucía parecía que se torcía la buena racha. Sin embargo, volviste con fuerza en Brno y Austria. ¿Cómo fueron esas semanas de recuperación? ¿Ha variado la preparación de estas tres carreras por la situación del pie?

La racha puede ser muy amiga o muy enemiga, puede que la rompas y luego no vuelvas a estar al mismo nivel si te obsesionas con que todo era parte de una “buena racha”. Yo afronto cada carrera como una única, y me centro en hacer lo mejor posible cada gran premio, sin pensar en rachas. Pero después de la lesión llegaron diez días de sufrimiento, de mucho dolor, y cada momento de dolor me lo guardaba para el gran premio, para sacarlo en la pista y hacer que el esfuerzo valiera la pena. Está claro que la preparación ha cambiado y no ha sido la misma desde entonces. Por ejemplo, he tenido que cambiar la rutina: en Brno y en Austria no he podido hacer la vuelta de los jueves al circuito, ni he podido subirme a la bici, he tenido que adaptarme. Esa era una de las grandes metas de esta temporada, intentar adaptarme a cada situación y ser flexible.

 

¿Cómo se gestiona una carrera con 23 pilotos en el grupo? ¿Qué hay que hacer para marcar la diferencia en Moto3?

Como vemos cada fin de semana, una carrera de Moto3 es muy difícil de gestionar, con los grupos tan numerosos y con los adelantamientos tan agresivos que hay. No podría decir cómo se hace para marcar la diferencia, eso es algo que hay que trabajar cada uno, cada uno tiene sus maneras. Hay que intentar saber cuándo puedes arriesgar y cuándo no, lo difícil es saberlo. Estoy trabajando en ello, en los entrenamientos, para encontrar el límite cuanto antes y conseguir el máximo potencial en cada carrera para ir sumando.

 

¿Cómo afrontas las siguientes carreras, sabiendo que eres el rival a batir?

“El rival a batir…”. Cuando lo oyes, parece difícil afrontarlo, sabiendo que tienes a todos los rivales con ganas de ir a por ti. Es una situación nueva y tengo que aprender a conllevarla. La clave será adaptarme a todas las situaciones lo mejor posible para ir gestionando el campeonato y poder afrontar cada carrera como si fuera una única, sin pensar de dónde venimos, ni a dónde vamos. A final de temporada, si hay que pensar en el campeonato, lo haremos de otra forma, pero aún no es momento de pensar en nada más que en disfrutar del gran premio, en sacar nuestro potencial y el mejor resultado posible de cada carrera.

 

¿Dirías que tienes alguna asignatura pendiente?

Ahora mismo, creo que sería hacer una “pole”. Es lo primero que me viene a la cabeza, pero tanto mi equipo como yo sabemos que la “pole” es una posición de parrilla que no significa nada por sí misma. Este año hemos hecho primeras filas, somos rápidos y fuertes. Seguro que será un aliciente para mantenernos motivados en los entrenamientos y sacar lo mejor de nosotros. Veremos si de aquí a final de año podemos conseguir una o más, aunque nos concentraremos en la carrera, que es lo más importante.

 

¿Qué nombres destacarías en la lucha por el título?

Ahora que ha avanzado un poco más el campeonato y la clasificación está un poco más definida, vemos a Ai Ogura muy constante: siempre está ahí en la lucha y se le ve por el sitio, es un piloto rápido. Arbolino estará en la lucha hasta el final, lo dije a principio de temporada, que sería uno de los rivales por el título. También Sky, que es uno de los equipos más fuertes, con Vietti está claro que estarán delante en todas las carreras. Veremos cómo se desarrolla esta parte central de la temporada, porque ahora llegamos a Italia, a su casa, donde será importante estar a la altura y creo que lo estaremos. Luego jugamos en nuestro territorio, en Barcelona y en Aragón. Vamos a intentar seguir haciendo nuestro trabajo sin crearnos expectativas ni analizar mucho, disfrutando con el pilotaje e intentando sacar el máximo potencial de la KTM para seguir disfrutando del liderato. Esta posición privilegiada nos da fuerza para las carreras que llegan.