ARAGON GP

Aragón recibe al Solunion Aspar Team en cabeza

Albert Arenas recuperó el liderato de la categoría de Moto3 en Francia y llega a Motorland con seis puntos de ventaja

 

El Mundial de Moto3 afronta la recta final de la temporada con una doble cita en Aragón que marcará las posiciones de cara a las últimas carreras de Valencia y Portimao. A Aragón llega el Solunion Aspar Team en cabeza con Albert Arenas, después de que terminara tercero en el gran premio de Francia. Sin embargo, la victoria de Celestino Vietti y la segunda posición de Tony Arbolino en Le Mans apretó la clasificación y dejó hasta a cuatro pilotos con opciones de terminar el gran premio de Aragón como líderes de la general ya que Arbolino, que es cuarto, está a tan solo veinte puntos de Arenas.

Aragón recibe al Solunion Aspar Team como líder de la categoría de Moto3 con Albert Arenas. Precisamente fue en Aragón, el año pasado, cuando todo cambió para el piloto español, tras un test con KTM del que extrajo buenas sensaciones. Después de esta prueba, Arenas llegó a Tailandia y consiguió la victoria, y encadenó posteriormente otros dos podios en Japón y Australia, además de otra gran actuación en Malasia. Ahora vuelve a Aragón en cabeza, con sólo seis puntos de ventaja, pero con mucha motivación para seguir brillando, pensando carrera a carrera hasta la parte final de la temporada. Su compañero de equipo Stefano Nepa afronta la prueba en Aragón después de haber puntuado en las últimas nueve carreras. El italiano se mostró rápido desde el principio en Francia y aspira a seguir igual en las dos carreras de Aragón.

 

Albert Arenas: “Tenemos por delante dos carreras en Aragón, dos carreras en casa, a las que llego con mucha motivación después de cómo nos fue en Francia. Tengo buenas sensaciones tanto con la moto como con el equipo y será importante seguir así. Tenemos que estar concentrados en todo momento, pensando día a día, carrera a carrera”.

Stefano Nepa: “Aragón es un circuito que me gusta y donde espero volver a tener buenas sensaciones e ir rápido desde el principio, como en Le Mans. De todos modos, tenemos que entender qué es lo que no funcionó el domingo en Francia, porque hasta el cronometrado habíamos sido veloces y competitivos”.