GP COM. VALENCIANA

Fin de temporada para el Aspar Team ante la afición

El GP de Valencia servirá para cerrar la temporada en el caso de Albert Arenas, pero también como despedida del equipo en el caso de Aron Canet.

El Circuito Ricardo Tormo de la Comunitat Valenciana volverá a ser el escenario del último Gran Premio de la temporada. Además de decidir el título de Moto2 -que está en juego entre el actual líder, Remy Gardner, y Raúl Fernández, a 23 puntos-, el GP de Valencia significará el reencuentro del Aspar Team con la afición que volverá a llenar las gradas y la despedida de Aron Canet con el equipo valenciano.

Canet llega a este último Gran Premio en un buen momento, ya que ha conseguido dos podios y un cuarto puesto en las últimas 4 carreras. El piloto valenciano, que ocupa la 6ª plaza en la general, intentará brindar una gran actuación ante la afición, en la que será también su despedida del Aspar Team.

Su compañero en el Aspar Team, Albert Arenas, afrontará esta última cita del año con algunas molestias en su codo y pie izquierdos, tras su caída el pasado fin de semana en el GP del Algarve. El piloto catalán concluirá en Valencia su primera temporada en Moto2, un año lleno de aprendizaje y experiencia que le ayudarán a encarar su segunda campaña en la categoría intermedia.

Aron Canet: “Afrontamos el último Gran Premio de la temporada en casa, con un equipo y un piloto valencianos. Creo que va a ser muy emotivo despedirme del Aspar Team en este circuito. Tenemos que encarar el fin de semana de la mejor manera posible para disfrutarlo e intentar conseguir un gran resultado para despedirnos de la mejor manera posible. Además, tendremos a la afición de casa y seguro que nos dan un plus desde las gradas”.

Albert Arenas: “Vamos al Gran Premio de la Comunitat Valenciana en esta última semana de carreras del año, en la que será una cita especial para el Aspar Team en su GP de casa. Terminamos una temporada un poco extraña, pero de la que me llevo muchas lecciones. Llego un poco tocado tras la caída del domingo. Me molesta más el codo que el pie, pero aún tengo unos días para recuperarme todo lo que pueda y rendir al máximo para despedir el año de la mejor manera posible, antes de empezar a pensar en el 2022”.